fbpx

Optimizando el diagnóstico y tratamiento del hipotiroidismo canino

patrocinado por:
canitroid
logo-dechra-2
Canitroid® Sabor de Dechra

Optimizando el diagnóstico y tratamiento del hipotiroidismo canino

Folleto Canitroid® Sabor

Día a día, Canitroid® pone la salud y la vitalidad un paso más cerca. Para el perro y el propietario, es el nuevo soplo de vida que esperaban.

Web de Canitroid® Sabor

La recuperación ocurre en semanas. Los efectes positivos son de por vida.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es una alteración endocrina común que se observa con frecuencia en perros de edad media-avanzada.

Diagnosticar y tratar con éxito el hipotiroidismo

Este curso te ayudará a comprender mejor el hipotiroidismo canino

Formación WhatsApp

Microlearning vía WhatsApp

Optimizando el diagnóstico y tratamiento del hipotiroidismo canino

Patrocinado por Canitroid® Sabor de Dechra

Autor: Oscar Cortadellas, LV, PhD, Clínica Veterinaria Germanías

diagnostic.png

Módulo Optimizando el diagnóstico y tratamiento del hipotiroidismo canino

Parte 1

canitroid
logo-dechra-2

1.1

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

El hipotiroidismo (HT) es una de las endocrinopatías más frecuentes en el perro, pero debido a la falta de signos clínicos patognomónicos y de pruebas diagnósticas individuales con alta sensibilidad/especificidad, es también una de las enfermedades con más diagnósticos falsos positivos.

1.2

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

Para un diagnóstico correcto de HT debemos tener en cuenta la historia clínica, el examen físico y los resultados de las pruebas de laboratorio.

1.3

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

La presencia de alopecia troncal, simétrica, bilateral, no pruriginosa y con “cola de rata” en un perro con signos de disminución de su tasa metabólica, sin poliuria/polidipsia es altamente sugestivo de HT. Si la obesidad es el único signo presente, recordar que la principal causa de exceso de peso es una ingesta calórica excesiva.

1.4

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

Determinadas alteraciones clinicopatológicas en pacientes con cuadro clínico compatible incrementan la sospecha de HT. Estas son: anemia normocítica normocrómica no regenerativa, hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia.

diagnostic.png

Módulo Optimizando el diagnóstico y tratamiento del hipotiroidismo canino

Parte 2

canitroid
logo-dechra-2

2.1

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

Para interpretar correctamente los resultados de las determinaciones hormonales es necesario conocer como se regula el funcionamiento de la glándula. En el hipotálamo y por estímulo del SNC se sintetiza la hormona liberadora de tirotropina (TRH), que estimula la secreción de hormona estimulante del tiroides (TSH) por la hipófisis. La TSH modula la producción de tiroxina (T4) y triiodotironina (T3) por las células foliculares tiroideas. La secreción de estas hormonas está regulada por un mecanismo de retroalimentación negativa.

2.2

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

La mayoría de perros hipotiroideos (> 95%) presentan HT primario, debido a una tiroiditis linfocítica o a una atrofia glandular idiopática de la glándula tiroides. El HT secundario (↓ TSH) y el terciario (↓ TRH) son raros o excepcionales, respectivamente.

2.3

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

Los laboratorios ofrecen distintas determinaciones analíticas para valorar la función tiroidea. Las usadas con mayor frecuencia son: T4 total (tT4), T4 libre (fT4) (idealmente/preferentemente determinada por diálisis de equilibrio para maximizar su valor diagnóstico), T3, TSH y anticuerpos anti-tiroglobulina (TgAA). También es posible medir fT3 y anticuerpos anti-T3 y anti-T4.

2.4

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

La T4 es la principal hormona secretada por la tiroides. Por ello, su concentración estará disminuida en la mayoría de perros hipotiroideos. Desgraciadamente, los valores de tT4 también disminuyen en perros con enfermedad no tiroidea, tanto más, cuanto más severa sea la enfermedad (síndrome del eutiroideo enfermo). Por lo tanto, una tT4 baja no confirma la existencia de HT, pero una tT4 >1.5 μg/dL prácticamente lo excluye. Si hay sospecha de HT en un perro con otra enfermedad es recomendable establecer el control de dicha enfermedad antes de valorar la función tiroidea.

diagnostic.png

Módulo Optimizando el diagnóstico y tratamiento del hipotiroidismo canino

Parte 3

canitroid
logo-dechra-2

3.1

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

La influencia de la enfermedad no tiroidea sobre la fT4 es menor que sobre la tT4, pero enfermedades graves pueden reducir la concentración de fT4. Al contrario que la tT4, que aumenta, la fT4 no se ve afectada por la presencia de anticuerpos anti-tiroideos.

3.2

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

Un positivo en las pruebas de anticuerpos establece la existencia de una patología tiroidea de modo precoz, pero un resultado negativo no la excluye. Por otra parte, no todos los perros con anticuerpos terminan desarrollando enfermedad clínica.

3.3

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

La determinación de T3 y fT3 no aporta valor diagnóstico de modo general, salvo en razas como los galgos, que suelen tener de modo fisiológico valores de T4 y fT4 más bajos que otros perros, pero tienen T3 y fT normales.

3.4

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

Sería esperable que los perros con HT tuvieran concentraciones altas de TSH. Sin embargo, la sensibilidad de la TSH como parámetro diagnóstico aislado es del 58-87%.

diagnostic.png

Módulo Optimizando el diagnóstico y tratamiento del hipotiroidismo canino

Parte 4

canitroid
logo-dechra-2

4.1

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

La recomendación actual para el diagnóstico de HT es la determinación (en suero, mejor que en plasma) simultánea de tT4 y TSH (algunos prefieren medir también fT4). Una TSH alta junto a valores bajos de tT4 o fT4 es altamente específica (>90%) de HT. Desgraciadamente, al menos el 30% de los perros hipotiroideos tienen concentraciones de TSH dentro del rango de referencia.

4.2

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

Diversos fármacos afectan a la concentración de tT4, fT4 y TSH (ver tabla). Si es posible, retirar el tratamiento antes de la determinación hormonal, o cuanto menos valorar el efecto potencial en el resultado.

4.3

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

La determinación de tT4 antes y después de la administración de TSH se ha considerado el gold standard para el diagnóstico del HT. Desgraciadamente, el precio de la rhTSH limita su uso en la mayoría de pacientes.

4.4

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

La determinación de TSH y somatotropina (GH) antes y después de la administración de TRH diferencia entre perros hipotiroideos y eutiroideos enfermos. Sin embargo la dificultad para obtener la TRH y medir GH limitan el uso de esta prueba en la actualidad.

diagnostic.png

Módulo Optimizando el diagnóstico y tratamiento del hipotiroidismo canino

Parte 5

canitroid
logo-dechra-2

5.1

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

La ecografía, la histopatología o la gammagrafía ayudarían a establecer el diagnóstico en pacientes con resultados discordantes, pero el hecho de requerir un operador experimentado, el carácter invasivo, o la escasa disponibilidad de la prueba respectivamente, limitan su aplicación rutinaria.

5.2

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

Si una evaluación completa no confirma el diagnóstico puede hacerse un ensayo terapéutico con levotiroxina durante 6-8 semanas. La no respuesta excluye el HT. Si la hay, debería detenerse la suplementación y esperar la reaparición de los síntomas para confirmar el diagnóstico. Sin embargo, muy pocos propietarios se mostrarán dispuestos a ello.

5.3

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

El tratamiento del HT se basa en la administración de levotiroxina sódica (10-20 μg/kg/12-24 horas, máximo 800 μg/perro/día). Es recomendable usar levotiroxina registrada para perros, que además se adapta mejor a la dosis necesaria que la de uso humano. Se desaconseja completamente el uso de fórmulas magistrales por falta de validación y aspectos legales relacionados.

5.4

Haz clic en la imagen para obtener una vista más ampliada

La concentración de tT4 y TSH (4-6 horas después de la administración de levotiroxina) se evalúa al mes de iniciado el tratamiento. La tT4 debería estar en la mitad superior del rango de referencia, pero no es raro que pueda estar ligeramente por encima. Si hay una marcada elevación reducir dosis. El valor de TSH debería disminuir y adaptarse al de tT