fbpx

ERC e hipertensión: claves de tratamiento

patrocinado por:
Captura de pantalla 2022-02-14 a las 13.12.16
logo-dechra-2
Lodisure® de Dechra

ERC e hipertensión: claves de tratamiento

Lodisure®

Enfocado en la hipertensión felina. Un tratamiento a medida.

Cardiología

Descubre toda la gama de productos para el área de cardiología de Dechra en su nueva web

Dechra Academy

Fórmese a su ritmo, en cualquier momento, en cualquier lugar.

Formación Podcast

Escúchalos cuando quieras

10 Audiotips: Hipertensión asociada a la enfermedad renal crónica. Reduciendo la proteinuria: ¿por qué? (valor pronóstico, indicador/potenciador de enfermedad renal). Bloqueantes del canal de calcio: cuándo y cómo

Patrocinado por Lodisure® de Dechra
Isabel Juste

LV, Servicio de medicina interna del Hospital Clínico Veterinario CEU Univerisad Cardenal Herrera

Javier Engel

LV. MSc, Acred AVEPA Cardiología, Responsable del Servicio de Cardiología – Hospital Clínico Veterinario, UCH-CEU

1

Hipertensión arterial en gatos

La hipertensión arterial sistémica es un problema en la clínica diaria, causando una alta morbilidad y mortalidad en los gatos mayores. El ACVIM la define como el aumento persistente de la presión sanguínea sistólica, estableciendo en 150 mmHg como el valor límite por encima del cual puede haber riesgos de lesiones en órganos diana. El nivel de prevalencia exacto es desconocido, pero según ciertos estudios, alrededor del 18% de los gatos mayores de 7 años presenta hipertensión (incluyendo en estos causas secundarias) y el 12% de los gatos sanos con más de 9 años padecen hipertensión idiopática.

2

Conociendo la hipertensión

La hipertensión se puede clasificar en tres grupos:

  • La Hipertensión situacional, antes conocida como “el mal de la bata blanca”, sucede ante situaciones de estrés como resultado de la estimulación SNA. De este hecho radica la importancia de los periodos de aclimatación a la hora de medir la presión.
  • La hipertensión idiopática o primaria, diagnosticada cuando no se identifica una causa subyacente, siendo en este caso un factor muy importante la edad del paciente.
  • La hipertensión secundaria: ésta es la más común. Las principales patologías que van a predisponer a la hipertensión son por excelencia la ERC y el Hipertiroidismo. Otras causas menos comunes son el hiperaldosterismo primario, la diabetes mellitus, la enfermedad renal aguda o secundaria a ciertos fármacos, como por ejemplo los corticoides, compuestos con sodio o Eritropoyetina y sus análogos.

3

Hipertensión y ERC

Enfermedad renal crónica e hipertensión. Como bien sabemos, existe una estrecha relación entre la hipertensión sistémica y la funcionalidad del riñón. Actualmente faltan datos para establecer si la hipertensión es la causante de las lesiones en los riñones o si la hipertensión es el resultado de una baja función renal. No obstante, el riñón es el encargado de regular la presión sanguínea a largo plazo.  La fisiopatología de la hipertensión asociada ERC podría ser debida a la falta de regulación del tono vascular y/o a la alteración de la regulación de los fluidos del cuerpo producto de la enfermedad renal.

4

Hipertiroidismo e hipertensión

Poco se conoce sobre la fisiopatología de la hipertensión en gatos diagnosticados de hipertiroidismo. No obstante, se mantiene que el desarrollo de hipertensión en pacientes con hipertiroidismo o después del tratamiento del mismo podría estar debido a la presencia de una ERC subyacente. Según algunos autores, el 11% de los gatos con hipertiroidismo presentan azotemia por ERC, aumentando este valor después del tratamiento del hipertiroidismo. Debido a esto, resulta imperativo la medición de la presión arterial en gatos que han sido tratados de hipertiroidismo, y mantener estas mediciones a largo plazo.

5

Los daños de la hipertensión: ojos y riñones

En aquellos pacientes que presenten de manera prolongada valores de presión arterial elevados, deberemos evaluar la presencia de daños en los órganos diana, tales como los ojos, los riñones, el corazón, el cerebro y los vasos sanguíneos. A continuación, presentaremos las principales las lesiones que se pueden manifestar en los principales órganos diana:

  • Ojos: lesiones principalmente en retina, que pueden influir significativamente en la visión del gato.
  • Riñones:
    • Una menor funcionalidad renal, produciendo un incremento de la creatinina en el plasma, y una disminución de la tasa de filtración glomerular.
    • Proteinuria

6

Los daños de la hipertensión: cerebro y corazón

Además de los ojos y los riñones, también se pueden manifestar lesiones en el cerebro y el corazón:

  • Cerebro: alteraciones del comportamiento, convulsiones, ataxia, desorientación, letargia, coma, entre otros.
  • Corazón: arritmias, ritmo de galope o cambios cardiacos como por ejemplo el engrosamiento del septo interventricular y de la pared libre del ventrículo izquierdo, disminuyendo así el diámetro ventricular diastólico interno.

7

¿En qué gatos deberíamos realizar la medición de la PAS?

En todos aquellos gatos de más de 7 años de edad, en gatos con sospecha o diagnóstico de lesiones en órganos diana, en gatos que presenten patologías asociadas producir hipertensión secundaria (sobre todo en ERC o HiperT4).

8

Una correcta medición de la PAS

Para efectuar una correcta medición de la presión arterial, la ISFM estableció un protocolo. En este, en primer lugar, se debe efectuar un periodo de aclimatación. Este periodo puede comprender entre unos 5-10 minutos, presentando la finalidad de tranquilizar al paciente para reducir la hipertensión situacional. La medición debería realizarse con el propietario en una habitación en silencio. Además, debería realizarse siempre por la misma persona, una persona que tenga buen manejo con los pacientes felinos y que esté entrenada para ello.

9

Métodos de medición de la PAS

Los métodos no invasivos indirectos validados por la ISFM para medir la presión sanguínea son el Doppler (ultrasonidos) o el oscilométrico. Para evitar errores en los resultados, el manguito a elegir debería medir entre el 30– 40% de la circunferencia del lugar en el que se vaya a colocar. Las áreas anatómicas aceptadas para la medición abarcan las 4 extremidades y la cola. No obstante, con el doopler es preferible las EEAA o cola. Es importante confirmar que los resultados de las mediciones son consistentes y repetibles.

10

Cómo manejar la hipertensión en gatos

Para el manejo de la hipertensión arterial en gatos, tal y como indica el ACVIM, la molécula de primera elección es el Amlodipino (Lodisure). Inicialmente usaremos una dosis de 0.125 mg/kg/día (pudiendo incrementarse hasta 0.25 mg/kg/día). Esto es, para gatos entre 2-4 kg, medio comprimido al día; gatos de 4-8 kg, 1 comprimido al día. La presentación de Lodisure disponible se compone de 1 mg de Amlodipino en comprimidos palatables, divisibles en mitades. Tras 14 días, reevaluar al paciente midiendo la presión sanguínea y comparándolo estos valores con los obtenidos antes de iniciar el tratamiento. Si la presión se mantiene por debajo de 150 mmHg o no disminuye > o igual a 15%, mantener la dosis establecida. Si continúa por encima de 150 mmHg o ha disminuido menos de un 15%, doblar la dosis.